RESEÑA | ÉRASE OTRA VEZ EN LONDRES (ÉRASE UNA VEZ EN LONDRES #2) DE LAURA MAQUEDA

by - lunes, abril 24, 2017



Título: Érase otra vez en Londres
Autor/a: Laura Maqueda 
Serie/Saga: Érase una vez en Londres #2
Editorial/Sello: Phoebe
ISBN/ASIN: 9788416970247

SINOPSIS


La hija del modelo más famoso del mundo llega para desbancarlo.
O al menos eso es lo que esperaba todo el mundo cuando la primogénita del modelo Julian Cole se convirtió en una mujer.
A sus casi diecinueve años, Rose es toda una belleza, pero su marcado carácter británico hace que parezca prácticamente inaccesible. Después de un doloroso desengaño amoroso, Rose decide que en su vida no hay cabida para los hombres… Hasta que un joven fotógrafo aparece en su vida.
Un encuentro casual en la prestigiosa escuela en la que Rose estudia, un cruce de miradas, unas cuantas fotografías… y Jack supo que tenía que hacer cuanto estuviera en su mano por conocer a aquella chica de enigmática mirada.
La vida de Jack no ha sido un camino de rosas: tras sobrevivir a un pasado doloroso en una granja en Estados Unidos y haber vagado solo por el mundo desde que era un crío, es un hombre optimista que está decidido a saber más de Rose, a conquistarla, porque algo en su interior le dice que ella esconde casi tantos secretos como él.
Pero ¿la irremediable atracción que Jack y Rose sienten podrá superar los prejuicios de un padre sobreprotector?

Mi opinión sobre el libro:

Hola, lectores. ¿Cómo están? ¡Buen lunes! ¡Buen comienzo de semana! Lo prometido es deuda... Cómo les comenté en twitter, aquí tienen mi nueva reseña literaria. Esta vez de la segunda entrega de la serie Érase una vez en Londres, de la autora española Laura Maqueda; escritora de habla hispana que ha sabido enamorarme con su pluma y transportarme a Londres desde un primer comienzo. Sin más, comencemos con la reseña.

Érase otra vez en Londres nos acerca a la vida de Rose Cole, hija del famosísimo actor y modelo Julian Cole que, si recuerdan, es el protagonista de la primer entrega de la serie. Aquí conocemos la historia de Rose y Jack, y como siguió la vida de Julian y Miriam, personajes que supieron enamorarme y engancharme a su historia. 

Para los que no recuerdan Érase una vez en Londres, nuestro personaje femenino, Miriam, viaja a Londres por una propuesta de trabajo, pero se ve estafada nada más llegar allí. Por lo que se encuentra en una ciudad totalmente diferente a la que está acostumbrada, sin dinero ni nadie a quien reclamarle. Totalmente perdida y angustiada, y varada en la cafetería del aeropuerto, se encuentra con Julian Cole, un modelo en auge que le brinda una mano y un techo en el que descansar hasta que ella pueda arreglar su situación. A partir de ese encuentro, la vida de ambos personajes cambió para siempre, ¡y de que manera!

Ahora, viente años después, ambos siguen transitando su camino de la mano, súper enamorados y felices, junto a la maravillosa familia que crearon. Gracias a Miriam, Julian se convirtió en la persona que es ahora. De ser tan solo un hombre admirado por su físico, pasó a ser un actor que se le tiene en cuenta. A pesar de su creciente fama que, crece cada vez más, mantuvo los pies en la tierra, y todo eso gracias a su maravillosa mujer. 

Pero no solo conocemos en profundidad y aún más a esta pareja, sino que también, conocemos de primera mano a Rose Cole, la hija de Julian Cole. La mujercita que viene a descanbarlo... o eso creían.

Rose con tan solo 19 años de edad, y con una belleza igual a la de su padre, supo enamorar a las cámaras que fotografían a su primogénito, el hombre más deseado y solicitado de toda Inglaterra. Pero si hay algo que la caracteriza a Rose, es que no quiere transitar el mismo camino que su padre: el modelaje. Rose es totalmente diferente, diría que única a su manera... un poco inaccesible, hermética y con un carácter británico bien marcado que le hace sacar chispas por los ojos cuándo algo no es justo. Pero hay un motivo para esa indiferencia y hermetismo que ella transmite: por culpa de un engaño amoroso, Rose estuvo encerrada en sí misma durante meses y, por eso mismo, no quiere tener nada con el sexo masculino, menos aún con Jack, el fotógrafo que vio en su mirada el dolor que tanto ella se empecina en ocultar. Jeremy Baker había sido su primer amor, el primer hombre del que se enamoraba de verdad. Pensó que con él sería diferente, pero no. El dolor que sintió cuando la decepcionó fue brutal, impidiéndole sentir de nuevo... hasta que llegó él.

Rose cambió para siempre desde primera vez que lo vio durante la sesión de fotos en su colegio. Allí, se mostraba como una chica fría, distante, seria. Pero Jack supo llevarla a su terreno: Rose había pasado a ser una mujer risueña, casi tan extrovertida como su madre. Fingía una fortaleza que nunca había llegado a tener. Se protegía detrás de una coraza que ella mismo se había impuesto, porque no quería que le volvieran a hacer daño. No obstante, Jack, con su seguridad y ese aspecto canalla que le daba ese aire misterioso, supo envolverla en su mano y transformarla en alguien totalmente distinta; en alguien con ganas de vivir, de experimentar el amor, de sentir todo lo bonito que la vida tenía para darle.

Jack es un chico joven y saludable, un atractivo canalla dispuesto a comerse el mundo. Un hombre hecho de sí mismo que posee una gran capacidad emocional. No es el típico tío creído y seguro de sí mismo, o una mala influencia que solo se preocupa por beber y tener una chica diferente cada noche en su cama. Al contrario, es todo un hombre que lucha por tener una carrera, un hogar. Una meta a la cuál llegar. 

Rose lo rescató de las sombras, trayendo consigo el más glorioso tecnicolor a su vida. Le había devuelto la vida con su sonrisa, con su mirada reservada que ocultaba secretos velados y que ahora amenazaba con robarle el corazón. Representaba  su hogar, el pedazo que le faltaba y que no sabía que buscaba. Rose supuso para él el principio de una nueva vida donde él era dueño de sí mismo y de las decisiones que tomaba. Nunca encontró en sus ojos lástima o compasión ante las cosas que Jonathan, el monstruo, les hacía a su madre y a él. Con ella se sentía comprendido. Gracias a ella había cambiado, y para bien...

Ambos personajes me encantaron. Me fascinó que Rose sea tan distinta a su madre, tan diferente y única a su manera. Su personalidad dista mucho de ser extrovertida; pero en vez de verlo como algo negativo, al contrario, me encantó esa diferencia de personalidad y carácter entre madre e hija. Son la cara de una misma moneda que se complementan a la perfección. 
En cuanto a Jack, debo decir que me enamoró, caí a sus pies por completo. Desde un primer momento me llamó la atención. Supo envolverme con su historia de vida, que tan dura y dolorosa es. Una historia que, en mi opinión, me hubiera gustado que estuviera más profundizada. Daba para sacarle más jugo. Al igual que la relación entre ambos personajes. La misma sucede muy rápido y no me resultó del todo creíble. 

Respecto a Miriam y Cole, qué decir de esta pareja que tan loca me tiene. No podía parar de sonreír cada vez que ambos aparecían en escena. Sin duda, acapararon toda mi atención, y me encanta que haya sido así. Me enamoré más de ellos de lo que ya estaba. Son la pareja perfecta que, aún con el correr de los años, siguen juntos e igual de enamorados que la primera vez; con la diferencia que ahora tienen dos hijos maravillosos a punto de transitar su propio camino. Un camino que suele traer dolor de cabeza a los padres. Me encantó verlo a Julian en la tesitura de padre sobreprotector, a la espera de salir a matar a quién se atreva a hacerle daño su niña, su ojito derecho. Julian me enamoró una vez más y para siempre. Puedo confirmarlo. 

En cuanto a Daniel y Carol, amé el bonustrack que la autora nos comparte al final de la novela. Cuándo dicen que el amor es el idioma universal, cuánta razón tienen. Sin duda, no puedo esperar a leer su historia, ¡tienen que tenerla! 

Por último, destacar la pluma de la autora. Es fluida, cercana, sencilla y muy ágil. La novela desde un primer momento te atrapa, se lee en un abrir y cerrar de ojos. En ningún momento el ritmo de lectura decae, al contrario, lo que sucede en la novela te incita a seguir leyendo y no parar hasta terminar. Sin duda, es una escritora que seguiré leyendo. 

En conclusión, Érase otra vez en Londres es una bonita lectura, que entretiene y engancha desde un primer momento. Donde conocemos, por fin, la historia de Rose Cole, hija del famoso actor y modelo: Julian Cole, protagonista que tanto nos enamoró en Érase una vez en Londres. 

Estrellas:
4/5
★★★★

Esto fue todo, lectores. Cuéntenme en los comentarios que les pareció esta nueva entrega de Érase una vez en Londres. Nos vemos la próxima con una nueva entrada.
¡Saludos y nos estamos leyendo!

You May Also Like

8 comentarios

  1. ¡Hola!
    No descarto leer el primero y este peor de momento mi lista de pendientes es demasiado larga jaja
    Besitos^^

    ResponderEliminar
  2. A mí me gustó mucho más la primera parte, creo que los protagonistas tenían mucho más carisma pero aún así no estuvo mal. Un besote :)

    ResponderEliminar
  3. Tengo ganas de leerme esta segunda parte y ver qué tal. Me gustó la historia de Miriam y Julian así que de seguro esta me gustará.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que sí, y saber que Miriam y Julian entran en escena, ayuda bastante a querer leer esta entrega. Saludos.

      Eliminar
  4. Holaaa
    Aun no leí la primera parte así que paso rápido
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar

Este blog crece con tus visitas y tus comentarios, así que ¡anímate y deja el tuyo!
No se aceptan comentarios con insultos, spam y enlaces de descargas de libros, pues serán borrados automáticamente.
¡Nos estamos leyendo, lectores!